¿Mojó su celular? Todavía puede salvarlo


Si actúa rápido puede evitar que su teléfono celular sufra daño por la humedad.
El secreto: arroz crudo.

beth/ Milenio

Aunque con los precios altos en el Arroz será un remedio algo caro.

En años recientes los teléfonos celulares han bajado tanto de precio que es común que al primer desperfecto sus usuarios no se molesten por repararlos y opten simplemente por comprar uno nuevo. Peso si sucedira algo asi con un Iphone o tu celular nuevo, seguro querrás salvarlo.

Uno de los accidentes que pueden acabar con la vida de un celular es el dejarlo caer en agua, una ocurrencia común cerca de albercas o cuando se le coloca en lugares poco convenientes.

Ante esta eventualidad, la mayoría de los usuarios sólo esperan que pasado cierto tiempo la humedad se haya evaporado y no haya dejado daño permanente. También hay quien, en un intento por eliminar el agua rápidamente, aplican calor al teléfono, lo cual puede ocasionar daños aún más graves. Si no desea desembolsar su dinero por un nuevo celular hay una manera muy sencilla de eliminar los restos de humedad, pero debe actuar de manera inmediata.

Los primero que debe hacer es separar la batería y, de contar con una, la tarjeta SIM (mejor conocida como "el chip"). La batería es la más propensa a dañarse, pero también la más sencilla y barata de reemplazar, así que no se preocupe mucho por ella. Seque la tarjeta SIM con una toalla: aún si su teléfono no puede salvarse, al menos puede mantener segura su información.

Sacuda enérgicamente el celular para eliminar la mayor parte del agua. Aunque esté tentado a dejarlo al sol o usar una secadora de pelo, se recomienda que no lo haga: el calor evaporará la humedad, pero también es posible que deforme y derrita algunos de los componentes más delicados del aparato. Y, aunque es cuestión de sentido común, no está de más recordarle que jamás debe colocarlo dentro de un horno de microondas.

El segundo paso es usar un ventilador o aspiradora para empujar o jalar gotas de agua por los mismos conductos por los que entraron. Es posible que no salga mucha más agua que cuando agitó el aparato, pero es una manera segura de eliminar más depósitos de humedad.

Para acabar con cualquier residuo húmedo, lo mejor que puede hacer es sumergir el celular y la batería desconectada en un tazón de arroz blanco crudo. El arroz es extremadamente efectivo para absorber la humedad: basta recordar la costumbre de colocar granos de arroz en el salero para mantener la sal seca. Deje el celular toda la noche en un sitio fresco y los granos y polvo de arroz absorberán los restos de humedad. Si actuó rápidamente, el breve tiempo que el agua invadió su teléfono no causará daños permanentes.

Ojalá este consejo le sirva en el futuro para ahorrar un poco de dinero si llega a estar en esta situación.

1 comentarios:

carlos dijo...

jajajaj si lo hubiera visto en cuanto se me mojo mi iphone me hubiera servido muchisimo